sábado, 20 de diciembre de 2008

El provocador


Me está llamando. Me está haciendo señales con ayuda del reloj que abraza su muñeca fuerte, rotunda, viril. Y no voy a resistirme. Me voy a acercar para arrancarle la toalla y comerle la polla directamente. Se lo tiene merecido: por provocador, por fanfarrón y, sobre todo, por buenorro.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Cero


Me gustan los hombres mayores que yo, mucho mayores que yo; hombres vigorosos, fibrados o gordos; hombres fuertes que usen su fuerza para protegerme y no para lastimarme; hombres atractivos pero no necesariamente guapos, con rostros descuidados, castigados por el tiempo.

Y sobre todo me gustan, o mejor dicho, me vuelven loco, los hombres con barba.