miércoles, 27 de mayo de 2009

Calzoncillos blancos: Descartes








El amigo de ariba no ha salido en la serie de calzoncillos porque los suyos son grises; y es una pena, porque vaya pedazo de paquete que me gasta el calvo. Me encanta la bolsa que le hacen los huevos, así como esa polla que se adivinada lacia y ladeada hacia su lado izquierdo.
-----------







10 comentarios:

  1. veo que aprovechas todo de los hombres, ahsta la última gotita, hasta el último escape de lefa que deja huella en el imnaculado guardahuevos.
    ¡Así me gustan los machos!

    Estos descartes buenísimos.
    Me metería en la cama ahora mismo con el maromo del calzoncillo oscuro, verías como le bajaba "la moral" al tío.
    ¿Lo quieres comprobar en propias carnes? Es una invitación

    Guallabito es malo?

    ResponderEliminar
  2. Conrado.
    Tu blog es todo un hallazgo para mi.
    Más o menos sentimos la misma atracción por hombres vestidos con calzoncillos blancos de algodón.
    Las fotos que muestras obviamente son de hombres del otro lado del charco probablemente.
    Supongo que si las hubiera de gente más próxima, nos obsequiarías con machos vestidos con abanderado y ocean, marcas que servidor, de un tiempo a esta parte, es fiel.

    Saludos
    Sigue por favor publicando fotos de machos en calzoncillos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario, amigo de nombre tan sugerente (primero por lo de los calzoncillos blancos y luego porque si eres del 65, tienes una edad harto interesante).

    Sí, parece que todos estos machotes no son patrios, ya que se ve que nosotros somos menos desinhibidos a la hora de hacernos fotos subiditas de tono.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Menos desinhibidos, sí.

    De hecho, este tipo de calzoncillos está satirizado y casi nadie los usa. Apenas los viejos, los seminaristas y yo (jejeje). La coña es que los "calvinos" son muy similares y, por contra, están muy bien vistos. ¿Será por que cuestan un riñón?

    La verdad es que me excito cada mañana al ponerme mis abanderados blancos.

    Has deducido correctamente mi edad. Ya veo que te ponen maduritos.

    ResponderEliminar
  5. Un seminarista con un calzoncillo, con con bragueta, hum... Pero creo que prefiero a un cura auténtico.

    Cuando era pequeño utilicé también abanderado, pero me queda muy lejos. ¿Tan bien se quedan puestos este tiepo de calzones?

    Y sí, me encantan los maduritos, ¿se nota?

    Por cierto, espero que te haya gustado el resto del blog y no sólo las entradas de los calzoncillos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Sí, se nota que te van maduritos.

    Casi todos los hemos usado de niños. Entonces todo cristo los llevaba. Padres, hijos y abuelos.
    Los tíos que usan abanderado clásico me ponen porque los asocio con los machos seguros de sí mismos, que no les importa lo que opinen los demás, que no buscan satisfacer su vanidad con su lencería.
    Lo cierto es que ni son los más cómodo que hay, ni permiten lucir el paquete como otros que hay ahora. Además a las dos horas de llevarlos puestos se van dando de sí. No es difícil que se escape un testículo por la ingle.
    Pero absorven mucho el olor corporal y a meos. Me encanta olerlos después de muchas horas de uso.

    He visto más o menos el resto de tu blog. Es muy morboso. Pero lo cierto es que tenemos diferente gusto en cuanto a hombres.

    ResponderEliminar
  7. No sé, amigo, ¿no estás sobrevalorando a los tíos que usan abanderado?

    Ahora mismo no puedo comprarme los Calvinos, como tú los llamas, porque no tengo dinero; sin embargo el llevar otra ropa interior no me hace sentirme menos seguro de mí mismo, entre otras cosas, porque nadie ve qué calzoncillos me pongo. Simplemente veo cuánto dinero me estoy ahorrando.

    Y si lo miro desde el otro lado, cuando he podido comprarme unos Calvinos, pues tampoco es que me hayan cambiado mi vida. Eso sí, es cierto que me hacían más paquete, ya que el diseño de estas prendas hace que aprieten donde tienen que hacerlo y sueltan donde no deben apretar. Están muy bien pensados.

    Me ha hecho mucha gracia lo de que se te salga un huevo por la ingle, porque me he acordado de que eso me pasaba a mí... ¡Ja, ja, ja!

    A mí también me encanta oler los calzoncillos usados, pero independientemente de la marca que sean.

    ¿No eres un poco fetichista de los abanderado?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Obviamente es un fetichismo.

    Todo esto es subjetivo, claro.

    ResponderEliminar
  9. Lo cierto es que los jockey también me ponen un montón con su abertura en Y invertida.
    Fíjate, también hacen paquete, como los "calvinos". Por contra, están considerados mucho menos glamurosos. Probablemente porque también, como los abanderado, son clásicos en USA (no en España).
    Además, el que los usen los Simpson no hace una buena publicidad.

    ResponderEliminar
  10. A mí no me gustan los jockey, quizá porque enseñan demasiado, y además no me estimula la forma que le dan al paquete. Donde esté un calzoncillos blanco flojito que se quite todo lo demás.

    Un beso.

    ResponderEliminar